Buscar en la categoría

Libros

Libros

El pueblo más tranquilo del mundo

Tras dos años de duro trabajo, estoy muy feliz de poder contaros que el asesinato en el que he estado trabajando ya está listo para que lo disfrutéis el próximo 12 de abril. Hasta entonces iréis conociendo el mundo y los personajes del libro a través de esta web y las diferentes redes sociales.

Un misterio sin resolver…

Blai, un joven curioso acostumbrado a la vida de ciudad, descubrirá que la aparente tranquilidad de un pueblo como La Vila esconde más de lo que aparenta.

Celos, traiciones y secretos… Pero, por encima de todo, sobrevuela una pregunta:

¿Quién mató a la señora Busquets?

En esta ocasión el reto ha sido crear una historia, en cuanto a forma, mucho más clásica que “El niño que se olvidó de dormir”. Ahora no tendremos capítulos independientes, sino una historia con un claro planteamiento, nudo y desenlace. Algo que debía resultarme más sencillo que el libro anterior, ha supuesto para mi un reto mayor. Más aun tratándose de un asesinato donde todo debe estar milimétricamente planificado desde un principio y hay poco lugar para la improvisación.

Y así lo hice, entre mis papeles, tengo tres hojas donde anoté quién es cada personaje, qué relación tenía con cada uno con la muerta, qué secreto esconde, dónde estaba y qué hacía la noche que murió e incluso fotografías de actores conocidos que me recordaban a cada uno de los personajes. Sigue leyendo

Libros

El niño que se olvidó de dormir

El niño que se olvidó de dormir ha sido mi primera aventura. Es un triple proyecto que reúne una canción, un libro y un corto. Cada uno complementando al otro y aportando al universo del Hotel Nevermore un poquito de magia.

¿Hasta qué punto un niño puede tener miedo de sus propias pesadillas? ¿Cuánto tiempo sería capaz de aguantar sin dormir? ¿Quién cuida de los más pequeños mientras están con sus más terribles miedos?

En marzo de 2016 pudimos escuchar la canción por primera vez. El niño que se olvidó de dormir tiene una melodía cercana a la de una banda sonora, a medio camino entre un vals ruso y la música francesa, y en colaboración con el productor Fernando Montesinos. Esta canción sirve de banda sonora tanto al libro El niño que se olvidó de dormir como al cortometraje La Vieja.