Blog

La televisión está cambiando Youtube

Operación Triunfo y Gran Hermano VIP 2018 están retransmitiendo en directo a través de Youtube lo que ocurre en ambos programas, pero quien lo está haciendo mejor?

Es muy interesante ver las diferencias de como cada formato ha afrontado su llegada a Youtube. Tienen objetivos diferentes y por lo tanto, también siguen estrategias diferentes.

No se puede entender la estrategia de estos programas en Youtube sin hablar de los profesionales que aconsejaron tanto a RTVE como a Mediaset dar el salto a Youtube. Ha sido Endemol, la productora detrás de ambos programas lleva años trabajando en su propia network de Youtubers (Endemol Beyond) y se ha convertido en un referente en cuanto a estrategia de video en Internet.

Y lo digo con conocimiento de causa, tras haber dejado en sus manos mi canal de Youtube durante muchos años.

Voy a empezar con Operación Triunfo, que ya lleva un año subiendo videos al canal y gran parte de él emitiendo también en directo (aunque no las 24horas).

Uno de los grandes éxitos de la edición de Amaia, era que se podía seguir por primera vez en directo en Youtube. Eso hizo que la gente pudiera seguirlo fácilmente a través de cualquier soporte: youtube no es como la app de RTVE, está presente en muchísimos más soportes y sus capacidades de cast son mucho más completas. La clave: la accesibilidad, ponerle fácil a los jóvenes ver el contenido que quieren ver. Ir a donde están, no intentar redireccionarles. No solo las fans de OT estaban expuestos al directo, cualquier persona que estuviera navegando en youtube (el segundo buscador más grande del mundo) era susceptible de acabar recibiendo una recomendación del directo y terminar enganchado con él. El algoritmo de la plataforma de videos, otra cosa no, pero recomendarte lo que te gusta sabe hacerlo muy bien.

Y lo que pasa en youtube, por ende, acabó viéndose reflejado en Twitter: los hashtags de OT estaban y están siempre entre los trending topics.

Otro de los aciertos de la estrategia es entender el formato como lo que es: un programa de telerrealidad, pero también de música. Decidieron trocear el directo basándose en el calendario de clases, convirtiéndolo en un canal de música: desde covers, hasta conciertos en directo (los pases de micros son de lo más seguidos), clases de canto, de historia de la música, de interpretación… Y eso tiene mucho mérito, no solo por lo inteligente de la apuesta sino porque no hay nada más difícil que gestionar contenido con copyright en Youtube. Aquí entra Universal, que también ha debido ver la oportunidad y han facilitado a Endemol la gestión del copyright de sus canciones. 

Me cuentan que, en un primer momento, cuando Endemol les planteó esta estrategia a RTVE, no lo veían nada claro. Al final si quieres conseguir resultados diferentes, no puedes seguir haciendo las cosas como siempre. En este caso: llegar a audiencias mucho más jóvenes para los que la televisión hace tiempo que dejo de ser su fuente de entretenimiento. No está de más felicitarles por la valentía a unos y por el expertise a los otros.

Pasamos al caso de esta edición de Gran Hermano VIP, el primer Gran Hermano que se retransmite en directo por Youtube.

A diferencia de Operación Triunfo, que no es un 24 horas real (desconectan poco después de que acaben las clases), el canal de Gran Hermano sí.

Podemos verles… dormir.

Bueno y pelearse mientras duermen, o despertarse y pelearse, o no dormir y estar toda la noche peleándoselo, o besándose. Si quieren ir al lavabo o se acuerdan de sus madres, también.

El factor privacidad siempre ha sido algo que ha diferenciado y puesto a los dos formatos en puntos de vista diferente para los espectadores, y eso se conserva también en Youtube.

Aunque en los troceos del directo, OT sabe aprovechar igual que Gran Hermano un buen salseo. Así que no es de extrañar encontrar, además de los contenidos de música, algunos video como estos:

A diferencia de TVE, que es una cadena pública, Mediaset (Telecinco) no ha tenido hasta hace dos años buena relación con Youtube. Fue entonces, cuando firmaron un acuerdo de colaboración con Google, cuando pensamos que por fin la cadena iba a subir contenidos de sus programas a Youtube. Pero no fue así… hasta hace pocos días, que se estrenó por sorpresa de todos el canal de Mediaset en Youtube. Aunque, la mayoría de los videos que han subido han sido históricos: ahora están aprovechando el tirón de Aramís en GH para colgar todas sus intervenciones en diferentes programas.

Dentro de ese marco se sitúa la llegada de Gran Hermano a Youtube, también asesorado por Endemol (Endemol Beyond) y que en un principio tan solo iba a emitir en directo los 10 primeros días. Luego, quien quisiera verlo debería ir a Mitele, su propia plataforma.

Rápidamente corrigieron el error y justo (qué casualidad) el día que se estrenaba Operación Triunfo anunciaron que finalmente dejarían el directo de Gran Hermano en Youtube de forma indefinida.

Se nota que en esta ocasión, Mediaset no ha seguido todos los consejos que Endemol ha podido darles, como si hizo RTVE. Para empezar el programa no tiene un canal propio, se emite desde el canal de Mediaset junto a una parrilla de videos lo más variada: desde Ana Rosa hasta La que se avecina, pasando por ediciones anteriores de Gran Hermano y algunos contenidos puntuales de esta edición del VIP.

¿Por qué no crear comunidad? ¿Por qué no seguir una estrategia de contenidos coherente como ha hecho RTVE con operación triunfo y fidelidad a tu audiencia? 

Al final lo que está pasando es que los videos del directo Gran Hermano que se deberían estar cortando y organizando estratégicamente en el canal, se están subiendo a twitter y compartiendo con el hashtag del programa que se ha convertido en la fuente favorita de los seguidores para enterarse de las broncas que puedan haberse perdido. 

Pero bueno, el paso que ha dado Mediaset ofreciendo el directo ya es mucho si pensamos de dónde venimos.

Fuera de Internet, los números hablan claro: en el directo de Operación Triunfo se han llegado a juntar más de 100.000 espectadores durante el reparto de temas de la primera gala, a diferencia del directo de Gran Hermano que difícilmente llega a los 50.000 espectadores.

Pero en la televisión, en el mundo convencional, pasa lo contrario: OT consigue un 20,5% de cuota de pantalla y Gran Hermano VIP un 28,4%.

Es apasionante estar viendo cómo los medios de comunicación se llevan adaptando tantos años al online, y queda muy patente en estos formatos, que al final son de los más importantes que tienen ambas cadenas, sus miedos, aciertos, objetivos… 


Quizás también te puede interesar…

Deja un comentario

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.